La Fragua 18, 4to piso, oficina 418, Col. Tabacalera, Del. Cuauhtémoc, CDMX5015 1261

¿Por qué y cuándo necesito un abogado?

necesito un abogado
Categories: Sin categoría

Sabemos que harán falta, tal vez en alguna situación anterior nos hubiera sido de gran ayuda contar con asesoría y acompañamiento legal. Para muchos momentos de la vida es necesario y muy útil contar con un profesional en la materia que nos puede ayudar a resolver temas clave en varias áreas.

Un abogado o despacho legal es útil aunque no siempre sea necesario, aunque en momentos clave es hasta obligatorio, por ejemplo, al comparecer en un juicio.

Pero antes de llegar a momentos obligatorios, es bueno prevenir y para eso también es muy importante contar con el apoyo jurídico de un despacho.

Los abogados siempre pueden advertir a su cliente de las posibles consecuencias negativas, en términos legales, que puede acarrear un negocio, un contrato, alguna actuación en el ámbito de familia o llevar a cabo alguna conducta que incluso puede constituir un delito.

Igualmente es una gran ventaja contar con apoyo legal a negociar en diverso ámbitos, pues los abogados cuentan tanto con conocimiento como con habilidades de negociación que no siempre tenemos nosotros.

¿En qué momentos es necesario contar con asistencia legal?

Para ajustarse a marcos legales: Antes de iniciar un negocio, una consulta con un abogado puede ayudarte a comprender el sistema de normas que regulan la actividad, y encontrar la mejor manera de encuadrar tu negocio para optimizar costos y evitar multas, clausuras o demandas.

Al evaluar riesgos legales: En la esencia del emprender está el asumir riesgos, pero si éstos son conocidos y claros, mejor. Un abogado puede ayudarte a entender las consecuencias legales del accionar de tu negocio, y a prepararte para enfrentar distintas situaciones, como reclamos o demandas.

Al trabajar con inmuebles: Sea para comprar, rentar, sub alquilar o hasta compartir bienes. Tanto por practicidad como por el conocimiento con el que cuentan los profesionales jurídicos, el contar con un abogado al trabajar con bienes nos ayuda a no pasar por alto detalles, permisos, derechos y obligaciones de cualquier adquisición.

Para traspasar o adquirir negocios: Al igual que en el punto anterior pero con mucho mayor riesgo, el no conocer todos los términos o no poner atención a las “letras pequeñas” nos puede traer dolores de cabeza y grandes riesgos. Franquicias, asociaciones, traspasos, contrataciones y más; contar con un abogado hace toda la diferencia.

Al emplear y contratar: Las relaciones con los recursos humanos son delicadas y deben de hacerse con cuidado y de manera transparente y correcta. Lo más importante en este caso es la prevención y el proceso correcto al generar un contrato de servicios o una relación laboral entre dos o más personas. Tener de tu lado a un despacho jurídico hará que definitivamente el tener personal a tu cargo sea un beneficio y no un riesgo latente.

¿En qué otras circunstancias se requiere de un abogado? ¿Ya cuentas con un despacho legal de confianza para todos estos momentos?